martes, 27 de septiembre de 2016

Pésame por el fallecimiento de D. Luis Núñez Rodríguez


La Hermandad de Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Paciencia y Ntra. Sra. de las Lágrimas quiere mostrar públicamente el más firme y sincero pésame por el fallecimiento de Monseñor D. Luís Núñez Rodríguez, quien fuera hasta el año pasado y desde 1957 rector de la Basílica de la Caridad, hasta 2010 y también desde 1957 párroco de Nuestra Señora de la O, entre otros cargos de relevancia, y por tanto, quien ha sido durante más de 50 años director espiritual de nuestra Hermandad.

La historia de nuestra corporación siempre permanecerá ligada a la figura del padre Núñez, o "Don Luís", como cariñosamente era conocido por todos.

Un hombre que luchó con todas sus fuerzas por la constante restauración y mantenimiento de nuestra sede canónica y que lo dio todo por el enaltecimiento de la Virgen de la Caridad, patrona de nuestra ciudad.

Que Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de las Lágrimas lo acojan en su gloria.

Descanse en paz.

martes, 13 de septiembre de 2016

Lotería de Navidad 2016: ¡Jugamos con el 59.789!

¡Ya tenemos número para la Lotería de Navidad! ¡El 59.789, número exclusivo en Sanlúcar!

Resérvalo ya poniéndote en contacto con algún miembro de la Junta de Gobierno, en nuestra Casa de Hermandad o enviándonos un mensaje privado.


domingo, 26 de junio de 2016

Aprobado por unanimidad la venta de los antiguos sayones del misterio de la Humildad y Paciencia

Misterio de la Humildad y Paciencia en 1986
El Cabildo General Extraordinario celebrado en el día de ayer 26 de junio en nuestra Casa de Hermandad aprobó por unanimidad la venta de los antiguos sayones que conformaban junto al Señor de la Humildad y Paciencia el misterio de la Coronación de Espinas entre 1986 y 1993.

No obstante, y debido a la muy precaria situación en la que se encuentran ambas imágenes, la Hermandad debe encargar primero su restauración, algo que realizará el restaurador sanluqueño Jesús Guerrero, para posteriormente proceder a la puesta en venta de las mismas.

Los sayones, que no corresponden con las antiguas imágenes de cartón piedra que procesionaron entre 1952 y 1955, fueron donados por nuestro hermano Federico Luque y procedían del antiguo misterio de la Borriquita de la Hermandad del Amor de Sevilla. El actual paso de salida del Señor de la Humildad y Paciencia fue concebido para acoger a dichas tallas.

Precisamente en el Cabildo Extraordinario, nuestro hermano mayor, José Antonio Bernal, leyó una carta escrita y firmada por Federico Luque con fecha a 1 de junio de 2016 donde daba fe de la donación realizada en 1986, que certifica la propiedad de la Hermandad sobre ambas imágenes.

También se informó de la restauración, consistente en la sustitución de candelero, eliminación de repintes sobre la policromía, limpieza y reposición de la misma en aquellas partes donde se ha desprendido, y restitución de algunos dedos desgajados, así como del coste de la restauración y el precio aproximado por la que se pondrán a la venta.

Con esta enajenación, la Hermandad persigue, por un lado, evitar que las imágenes sigan deteriorándose y darles uso, y por otro, conseguir mayor liquidez para las arcas de la Hermandad.

Además, y justamente antes de la celebración del Cabildo Extraordinario, tuvo lugar el Cabildo General Ordinario de Cierre de Curso, en donde se aprobaron, también por unanimidad, las actas del Cabildo anterior, la memoria de actividades del curso cofrade 2015/2016 y el balance económico del citado curso, que reflejó la buena gestión económica de la Junta de Gobierno.

domingo, 24 de abril de 2016

Hoy, XXV Aniversario de la Carta de Hermandad Franciscana


Hoy nuestra Hermandad está de aniversario, pues se cumplen 25 años de la concesión de la Carta de Hermandad y título de Franciscana a nuestra Corporación. Fue el 24 de abril de 1991 cuando Fray Flavio Roberto Carraro, Ministro General de la Orden Capuchina, entregaba la Carta de Hermandad y el título de franciscana a la Hermandad siendo Hermano Mayor, D. Juan Martín González.

Pidamos a Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Paciencia y Ntra. Sra. de las Lágrimas en este día de efemérides que el mensaje de paz y bien de San Francisco colme nuestras almas.

A continuación, exponemos un artículo del boletín de nuestra Hermandad del año 2002 escrito por Fray José de Sanlúcar, y que explica muy bien la relación histórica del movimiento franciscano no con nuestra Hermandad sino también con la advocación de Humildad y Paciencia nuestra Señor. Dicho artículo dice así:

Fray Flavio Roberto Carraro, ex
Ministro General de la Orden Capuchina
"No podemos encontrar un título tan franciscano como el de Jesús de la Humildad y Paciencia, advocación que nada tiene que ver con el momento o misterio de la Pasión que se venera. El ejemplo de denominación de nuestro Titular, "Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia en su Sagrada Coronación de Espinas", tiene sus antecedentes en otras advocaciones de esta Andalucía nuestra, y así hallamos en la ciudad de Córdoba a la Franciscana Hermandad de N. P. Jesús de la Humildad y Paciencia, cuya imagen del Señor representa el momento en que Jesús es despojado de sus vestiduras. Es pues la advocación de la Humildad y Paciencia del Señor, una denominación más devocional que puramente pasional, que se extiende por toda Europa a través de unos grabados de Alberto Durero, y que San Francisco de Asís profundamente ama como puede leerse en los escritos, biografías y documentos que sobre él se conservan.

"Donde hay humildad y paciencia, allí no hay ira ni turbación". Valga esta frase sacada de los escritos de San Francisco, para testimoniar el franciscanismo intrínseco que encierra el título de nuestra Hermandad del Lunes Santo sanluqueño. Hermandad que tiene su origen en 1944 y que se fundó en el Santuario de Ntra. Sra. de la Caridad, siendo su capellán y director espiritual el Rvdo. P. D. Francisco Domínguez de la Cámara. A su muerte, en enero de 1947. la Junta de Gobierno de la Hermandad solicita al Padre Guardián (Fray Luis de Ausejo) que se haga cargo de la dirección espiritual de la Hermandad, recientemente fundada. Esta dirección espiritual duró hasta 1957, es decir, hasta que los capuchinos estuvieron al frente del Santuario de nuestra patrona. A comienzos de os años setenta se restablece este vínculo espiritual con la llega de Fray Alberto de Galaroza y de quien esto suscribe. 

A lo lardo de esta segunda época, la Hermandad vive un momento álgido, que tiene su mayor punto de inflexión con la concesión de la Carta de Hermandad y Título de Franciscana (Protocolo n.º 00630/91 de la Curia Generale dei Frati Minori Cappuccini), otorgado por el Ministro General de la Orden, Fray Flavio Roberto Carraro (hoy Obispo de Verona, Italia) el día 24 de abril de 1991, siendo entonces Hermano Mayor D. Juan Martín González, artífice que fue del impuso que la cofradía experimentó en la década anteriormente reseñada. De todo es sabido que la Hermandad posee una reliquia antigua de San Francisco de Asís, que procesiona, -bajo templete plateado y cuyo diseño se debe al capuchino Fray Ricardo de Córdoba- la tarde-noche del Lunes Santo. En la actualidad la Hermandad goza de este privilegio franciscano de vivir el mensaje de paz y bien, que Francisco de Asís siempre llevó por bandera.

El título de Franciscana o Seráfica, Salesiana, Lasaliana, Dominica o Carmelita Hermandad, es distinto de la concesión de Carta de Hermandad por parte de una orden religiosa. Los inicios de estas concesiones parece puedan remontarse al siglo XV y tuvo un máximo desarrollo durante el siglo XVIII. Suelen concederlas o bien el Superior provincial, en los casos ordinarios, de la provincia religiosa de la Orden que concede, cuya jurisdicción se extiende en la región de los peticionarios, o bien por el Superior general para casos de más renombre y categoría. En uno y otro caso suelen siempre los privilegios ser los mismos.

Relicario de San Francisco de Asís
Es la forma de agradecer espiritualmente por parte de la Orden concesionaria el comportamiento extraordinario hacia la misma de la persona o institución favorecida. Por eso la categoría de los privilegios que se dan son de este exclusivo género, que emanan de la misma Orden, es decir: poder considerarse moralmente hermanos de la misma y participar de las oraciones de sus religiosos y demás actos de este género realizados por ellos. Sus orígenes, ciertamente, tuvieron su razón de ser en el mundo sacralizado de aquellos siglos. Hoy es más bien un título honorífico que en algunos casos, pueden avalar la raíz de la espiritualidad en que se fundó en sus orígenes, o bien la antigüedad de os que se lo poseen o, finalmente, también la unión y amistad con la Orden concesionaria.

En nuestro caso concreto, haciendo memoria tenemos que recordar que precisamente el día 24 de abril de 1991, el Padre General de la Orden Capuchina entregó la Carta de Hermandad y el Título de Franciscana al que hoy es nuestro Hermano Mayor D. Hilario Abad, culminando así en este joven de aquella época sus vivencias franciscanas de la niñez y juventud, y como recuerdo se le entregó al Padre General una medalla de la Hermandad en plata de ley.

Los títulos cofrades no son para inscribirlos en latín y leerlos en los campos de los escudos heráldicos de las hermandades, sino para vivirlos actualizando el auténtico espíritu del fundador de la orden que fuere, al igual que nos indicaba Francisco de Asís:

"Hijos míos, salid al mundo
con las antorchas en las manos.
Colgad lámparas
en los muros de las noches
donde haya hogueras,
poned manantiales
donde se forjen espadas,
plantad rosales"

Fray José de Sanlúcar
Febrero de 2002"

martes, 5 de abril de 2016

Este viernes 8 de abril, Solemne Vía Lucis

El próximo viernes día 8 de abril a 20:30 horas, en la Basílica de la Caridad, nuestra Hermandad celebrará el tradicional VIA LUCIS (Camino de la Luz), que como cada año realizamos en la Pascua de Resurrección. Ya sabéis que la RESURRECCIÓN DE CRISTO llena de sentido nuestras vidas de cristianos comprometidos, por lo que contamos con tu inestimable presencia en este piadoso acto.

Del mismo sentido que el Vía Crucis para la Pasión y Muerte de Ntro. Señor, el Vía Lucis es su equivalente pero para las estaciones de la Resurrección.